Comunicados

Si desea contactarnos, puede hacerlo a través de los números telefónicos 2527-7622, 2527-7644 o por medio de las direcciones electrónicas luiflores@banhvi.fi.cr ; o  comunicaciones@banhvi.fi.cr. 

Ver Histórico de comunicados por año

Comunicados de prensa  recientes

 

Boletín 29

849 familias indígenas viven en casas diseñadas acorde con sus tradiciones

·         Inversión del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda durante la presente administración supera los ȼ9.540 millones.

·         Viviendas se construyen sobre pilotes y en madera, adecuadas al clima de la zona y respetando la cultura de los pueblos indígenas.

·         Se encuentran en territorios indígenas ubicados en los cantones de Coto Brus, Talamanca, Turrialba, Buenos Aires, Matina y Limón.

 

Un total de 849 familias de territorios indígenas del país ya cuentan con una vivienda propia, para lo cual se realizó durante la presente administración una inversión superior a los ȼ9.540 millones, otorgados a través del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda (SFNV).

Los territorios indígenas beneficiados con bonos de vivienda en los últimos dos años son Alto Chirripó, Coto Brus, Rey Curré, Salitre, Talamanca Bribrí y Tayní, ubicados en los cantones de Coto Brus, Talamanca, Turrialba, Buenos Aires, Matina y Limón.

La ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos y presidenta de la Junta Directiva del Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI), Irene Campos, especificó que el diseño de las casas en este tipo de territorios es diferente al resto del país.

Detalló que, tras un proceso de diálogo con las asociaciones indígenas sobre sus preferencias, se obtiene un diseño arquitectónico adecuado a su cultura y materiales de su predilección, vinculado, además, a aspectos de clima y topografía.

 

Boletín 28

BANHVI coloca 6.300 bonos en primer semestre de 2020

·         Aprobó 1.051 subsidios por mes en promedio durante primera parte del año, con lo cual alcanzó un 54% de la meta planificada.

·         Dagoberto Hidalgo, Gerente General: "el BANHVI no tiene superávit libre, ni de años anteriores ni de los recursos del 2020. Los recursos transferidos durante el año 2020 se encuentran ejecutados asignados y comprometidos en un 100%".

 

Los recursos del Bono de Vivienda constituyen inversión en infraestructura social, que genera un mayor nivel de producción; crecimiento de la actividad económica y crea nuevos puestos de trabajo. En una situación como la actual, el BANHVI es parte de la solución a los problemas que enfrenta el país, ya que brindar viviendas es un factor clave para resguardar la salud de las familias más necesitadas, que son las que se ven afectadas --en mayor grado-- por situaciones de emergencia como la que vivimos", agregó.

 

Boletín 27

Segundo semestre 2020

El BANHVI podrá dar continuidad a sus operaciones de aprobación de subsidios para viviendas de interés social

·         Tras lograr en la Asamblea Legislativa que el recorte a su presupuesto fuera menor al planteado inicialmente, el BANHVI continuará con el trámite de nuevas solicitudes de bono durante el segundo semestre de 2020.
·         La discusión se dio en el marco de la aprobación en primer debate del Proyecto de Ley 22.080 "Segundo Presupuesto Extraordinario de la República para el ejercicio Económico del 2020".
·         "Somos solidarios con la situación del país, por lo que vamos a priorizar y atender a las personas más necesitadas y en condición de vulnerabilidad", aseguró Dagoberto Hidalgo, Gerente General del Banco Hipotecario.

Tras múltiples gestiones del Banco y de todas las entidades que componen el Sistema Financiero Nacional para la Vivienda, el BANHVI logró esta tarde que la Asamblea Legislativa aprobara un menor recorte del inicialmente planteado en el Proyecto de Ley.

El ajuste que finalmente se aprobó permitirá que el BANHVI mantenga ¢14.000 millones que originalmente le iban a ser recortados. La propuesta original planteada era por más de ¢30.000 millones, que unido a las rebajas que experimenta FODESAF en sus ingresos, dada la menor recaudación por concepto de planillas y otros ingresos, ponía en riesgo la construcción de más de 5.000 viviendas y más de 19,000 empleos.

Dagoberto Hidalgo, Gerente General del Banco Hipotecario, expresó que al contar con esos ¢14.000 millones, el BANHVI podrá continuar con el trámite de nuevas solicitudes de bono familias durante el segundo semestre de 2020.

Agregó que "conscientes de los efectos de este recorte presupuestario, continuaremos enfocando nuestros esfuerzos en la atención de las personas más necesitadas y en condiciones de vulnerabilidad. La prioridad hoy día es salvaguardar la salud de todos los costarricenses, y esto ha sido posible también gracias a la existencia de un sistema de inversión en vivienda social robusto, que le ha permitido a más de 385,000 familias tener una vivienda digna".

"Hemos logrado evitar un recorte de ¢14.000 millones al presupuesto para Bonos de Vivienda, recursos que se traducirán en 1.450 nuevas casas para familias de escasos recursos y la generación de 5.372 empleos o contratos de trabajo", detalló el Gerente.

BANHVI no tiene superávit

El jerarca enfatizó que el Banco Hipotecario demostró, a las y los congresistas que el denominado "superávit específico" son recursos ya asignados a contratos de construcción, que debido a que el tiempo de las distintas etapas del proceso constructivo sobrepasan el periodo fiscal para su terminación y, en consecuencia, el giro de los recursos es contra avance de obra. "Dichos recursos, por tanto, no son de libre disposición, no están ociosos, o sin fin específico, de acuerdo con la propia normativa de la Contraloría General de la República".

Durante la discusión del recorte en la Asamblea, aprobado el día de hoy, quedó claro que los recursos del Fondo de Subsidios para la Vivienda (FOSUVI) que da contenido a los Bonos de Vivienda, constituyen recursos de inversión en infraestructura social, que impulsan la reactivación económica y la generación de empleo, según lo expresaron varios legisladores.

Hidalgo comentó que "los señores y señoras diputadas y diputados comprendieron que la inversión en vivienda social que realiza el BANHVI aporta a estos objetivos del país: "el Banco es instrumento de reactivación de la economía e, igualmente, un medio para ir al auxilio de las familias más necesitadas, no solo para dignificarlas con una casa y reducir las desigualdades, sino buscando ser siempre parte de la solución y no del problema".

"Ratificamos nuestro compromiso de trabajar por Costa Rica y aseguramos la continuidad en el análisis y aprobación de casos de Bono Familiar de Vivienda, así como el financiamiento a proyectos habitacionales, en lo que resta del año 2020". Según el Gerente General el compromiso y esfuerzos del banco continuarán intactos para cumplir con sus objetivos y seguir atendiendo al mayor número de personas, "al igual que lo hemos realizado por de 33 años beneficiando a más de 385.000 familias".

 

Boletín 26

78% de familias que habitan proyecto Santa Luisa I en Liberia son jefeadas por mujeres

          Más de mil personas viven ya en este complejo habitacional, cuya inversión social fue de ¢6.352 millones.

          Banhvi aprobó la segunda etapa de proyecto por ¢5.351 millones.

          Urbanización se encuentra ubicada en una zona estratégica de crecimiento inmobiliario, importante fuente de generación de empleo.

 

Liberia. Un total de 262 familias -de las cuales el 78% son hogares jefeados por mujeres- ya recibieron su casa y están comenzando a formar una comunidad en torno al proyecto habitacional Santa Luisa I, en Liberia, Guanacaste.

Dagoberto Hidalgo, gerente general del Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI), informó que la inversión fue de ¢6.352 millones, y que, además, la institución ya aprobó una segunda etapa para 211 familias por ¢5.351 millones, cuyas obras están próximas a arrancar.

El complejo habitacional es financiado mediante bonos de vivienda y está ubicado en una zona estratégica al sureste de Liberia con acceso a todos los servicios públicos y con potencial de generación de empleos, por el crecimiento inmobiliario y el desarrollo industrial que tiene.

Las familias que habitan en Santa Luisa I son todas de escasos recursos, tienen ingresos menores a ¢300.000 mensuales, provenientes de trabajos ocasionales o informales, pensiones del Estado, pensiones alimenticias y ayudas de instituciones sociales.

Boletín 25

78 familias de Hojancha tendrán casa propia este año

          Desarrollo habitacional, ejecutado por el INVU en un área de 23.000 metros cuadrados, se encuentra en la fase final de instalación eléctrica.

          Inversión total es de más de ¢1.580 millones, financiados por el BANHVI.

          El proyecto es impulsado, además, por la Asociación "Pro-vivienda Hojancheña Guanacasteca".

          "Representa un modelo de vivienda vinculado al cuadrante central de Hojancha que habilita adicionalmente nuevas áreas públicas", detalló Tomás Martínez, presidente ejecutivo del INVU.

 

 

La lucha durante más de una década de 78 familias guanacastecas en condición de vulnerabilidad de contar con casa propia se hará realidad este 2020, gracias al proyecto habitacional que ejecuta el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) en el centro de Hojancha.

El costo estimado del proyecto es de ¢1.580.547.592, que incluye las obras de infraestructura y la construcción de las soluciones habitacionales. Los recursos fueron aportados por el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) por medio del bono familiar.

El proyecto ha sido impulsado, además, por la Asociación "Pro-vivienda Hojancheña Guanacasteca".

"Representa un modelo de vivienda vinculado al cuadrante central de Hojancha que habilita adicionalmente nuevas áreas públicas", explicó el presidente ejecutivo del INVU, Tomás Martínez, tras detallar que ya están a punto de finalizar las obras eléctricas con lo que se concluye la obra e iniciará el proceso de formalización para cada una de las familias.

 

Boletín 24

Las 4 razones para no recortar el presupuesto del BANHVI

 

El BANHVI comparte ampliamente los esfuerzos que realiza el Estado costarricense para afrontar la emergencia nacional ocasionada por la pandemia del COVID 19, como la reducción del gasto público, tarea en la que debemos colaborar todos. Sin embargo, dejamos en claro las cuatro razones técnicas, por las que no se debe recortar los recursos destinados al Bono Familiar de Vivienda:

1-    El BANHVI no tiene un superávit libre, ni de años anteriores ni de los recursos del año 2020. Esta es una afirmación que no corresponde a la realidad. Los recursos actuales ya están comprometidos en proyectos específicos, que están en curso, en diferentes etapas. Para el presente ejercicio económico los ¢50 mil millones recibidos de Fodesaf se han ejecutado a un 99,9%. No existe en el banco superávit, entendido como recursos disponibles ociosos, o sin fin específico para libre disposición, de acuerdo con la normativa de la Contraloría General de la República.

2-    Los recursos del Bono Familiar de Vivienda están dirigidos a dotar de viviendas a las familias más necesitadas del país, por lo que el recorte propuesto significa que, solo en el año 2020, unas 2.707 familias no podrán tener un techo digno y seguro.

3-    En una situación como la actual, el BANHVI es parte de la solución y no del problema, ya que el brindar viviendas a las familias de menores recursos económicos, es un factor clave para resguardar la salud familias más necesitadas, que son las que se ven afectadas, en mayor grado, por situaciones de emergencia como la que vivimos.

4-    Los recursos del Bono Familiar de Vivienda no constituyen gasto corriente, sino inversión en infraestructura social, de manera que su recorte provocaría menores niveles de producción y reducción de la actividad económica, lo que agudizará la problemática de desempleo que vive Costa Rica. Ese recorte representa unos 113.694 m² de construcción menos, lo cual se traduce en que unos 10.232 trabajadores, mayoritariamente de baja escolaridad, se quedarán desempleados, sin tener como llevar alimento a su hogar. En un segundo escenario, añadiendo al recorte una reducción de ingresos del 20% estimada por Fodesaf para este año, se dejarían de construir 210.252 m² de construcción y 18.923 costarricenses perderían sus puestos de trabajo

Boletín 23

Vivienda mejora la calidad de vida de 3.597 familias guanacastecas

·         El BANHVI invierte en la provincia de Guanacaste ¢29.333 millones en 9 proyectos habitacionales para 1.255 familias.

·         Adicionalmente, coloca bonos por ¢16.790 millones para 2.342 casas individuales.

·         Las personas beneficiadas han estado en situación de extrema necesidad, al vivir en precarios, zonas de riesgo o en hacinamiento.

·         Las viviendas adquieren especial relevancia ante la crisis que vive el país producto de la pandemia.

 

 

Carentes durante años de un lugar seguro y confortable donde vivir, 3.597 familias guanacastecas están cambiando radicalmente su situación, al ser beneficiadas de uno de los nueve proyectos habitacionales o de una las 2.342 viviendas individuales que se han entregado o que actualmente se construyen en la provincia de Guanacaste.

Dagoberto Hidalgo, gerente general del Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI), informó que esta entidad, de la mano con el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH) y el Gobierno de la República, invierte en esta provincia una suma global de¢46.123millones. De ese monto, ¢29.333 millones corresponden a 9 proyectos habitacionales para 1.255 familias y ¢16.790 millones en bonos para 2.342 casos individuales.

Los proyectos y casos individuales están ubicados en diferentes cantones de esta provincia, que el próximo 25 de Julio celebra el 196 aniversario de la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica.

Esta inversión permitirá que estos guanacastecos, que han vivido en situación de extrema necesidad -algunos habitando asentamientos en precarios, zonas de riesgo o en hacinamiento- tengan ahora la posibilidad de realizar un cambio radical en sus vidas.

Fecha de Última Modificación en el Portal: 09/08/2020
Le ayudamos si usted es: